Síndrome vestibular en conejos

Si estás en un dispositivo móvil, te recomendamos activar la vista ordenador para una lectura óptima.

Anatomía del sistema vestibular, ubicado en el oído interno.

El aparato o sistema vestibular se encuentra en el oído interno de cualquier animal y es el encargado de mantener el equilibrio. Si este sistema sufre alguna alteración cursará con problemas de equilibrio hacia el lado del oído afectado.

Cuando este sistema se altera lo llamamos “síndrome vestibular” y lo consideramos una patología neurológica.

Puede ser un síndrome vestibular central (cuando se afecta el sistema nervioso central, más relacionado con problemas en el encéfalo) o puede ser un síndrome vestibular periférico (cuando se afecta al sistema nervioso periférico, más relacionado con el oído).

 

CAUSAS DE SÍNDROME VESTIBULAR

  • Traumatismo (golpes) en la cabeza.
  • Otitis media o interna causadas por ácaros (Psoroptes cuniculi) o bacterias como la Pasteurella multocida u otro tipo de bacteria de origen respiratorio.
  • Por la infección parasitaria de Encephalitozoon cuniculi.
  • Neoplasias.

Más abajo os hablaremos más sobre el Encephalitozoon y la Pasteurella.

 

SÍNTOMAS DEL SÍNDROME VESTIBULAR

  • Ladeo de cabeza (head tilt).
  • Caídas laterales por pérdida de equilibrio.
  • Caídas laterales con giro sobre su propio eje, para que lo entendáis mejor, sería como “hacer la croqueta”. A este síntoma se le conoce como “rolling”.
  • Andan en círculos, siempre hacia el mismo lado, que suele ser hacia el lado que tienen la cabeza ladeada.
  • Movimientos involuntarios de los ojos (nistagmos laterales u horizontales).
  • En conejos con las orejas erguidas, caída de la oreja del lado afectado.
  • Parálisis facial total o parcial del lado afectado.
  • Debilidad general o parcial.
  • Cambios de comportamiento/pérdida de apetito.

En esta enfermedad es recomendable acudir al veterinario cuanto antes ya que tratarla en un estado muy avanzado puede dejar secuelas de por vida.

La evolución y pronóstico de esta enfermedad depende mucho de la causa y de la rapidez del tratamiento. Lo normal es que detectándolo a tiempo tenga una buena evolución. Si se empezara el tratamiento tarde o si la causa fuera una neoplasia, por ejemplo, será difícil revertir la situación de nuestro conejito.

 

¿POR QUÉ APARECE EL SÍNDROME VESTIBULAR? ¿CÓMO SE CONTAGIA?

Puede aparecer como decíamos arriba por una otitis bacteriana severa o por contagio directo con otro conejo enfermo o indirecto a través de sus secreciones de Pasteurella o Encephalitozoon. En el caso de este último, es un parásito que tienen la gran mayoría de los conejos y puede manifestarse en determinadas condiciones (hablaremos más de ello en el final de esta entrada).

También puede aparecer por comer alimentos contaminados con el parásito o a través de la placenta, de madres a hijos.

 

DIAGNÓSTICO DE SÍNDROME VESTIBULAR.

  • Síntomas.
  • Exploración de los oídos para descartar otitis.
  • Cultivos de las secreciones.
  • Radiografías.
  • TAC.

Normalmente con los síntomas, la exploración y alguna prueba laboratorial suele ser suficiente.

 

TRATAMIENTO DEL SÍNDROME VESTIBULAR.

 

¿Qué podéis hacer en casa?

Los tratamientos médicos de esta enfermedad suelen ser largos, por lo que durante el proceso vosotros también podéis hacer cosas en casa para hacérselo más fácil a vuestro conejito.

  • Restringir el espacio y acolcharlo: Esto evitará que nuestro conejito se golpee y se haga daño cuando se caiga o haga rolling.
  • Alejado de ruidos: Los ruidos pueden desencadenar el rolling, así que cuanto más tranquilo esté, mejor.
  • No lo levantes del suelo ni lo cojas en brazos. Esto le hará perder aun más el equilibrio cuando vuelvas a dejarlo en el suelo.
  • Según el grado de ladeo, habrá que vigilar el ojo que queda orientado hacia el suelo, ya que puede sufrir daños al rozarse con las superficies.
  • Higiene: Ayúdale a mantenerse limpio con cepillos y toallitas, ya que él no podrá acicalarse como habitualmente.
  • Masajes en el cuello, ya que los músculos de esta zona se quedan afectados por la postura y podemos ayudarles masajeándoles la zona todos los días.

 

¿Qué hacemos en los veterinarios?

Lo primero es detectar la causa porque el tratamiento variará. Una vez detectada se instaurará un tratamiento que suele ser largo y será administrado por el propietario en casa: Antiinflamatorios, antiparasitarios específicos, antibióticos…

ENCEPHALITOZOON CUNICULI ¿QUÉ ES?

Se trata de un parásito (protozoo) que se multiplica dentro de las células y se desplaza por el organismo del animal afectando diferentes tejidos. Tiene mayor predisposición por el tejido nervioso, ojos y riñones.

Existe un gran número de conejos portadores de este parásito, pero no muestran síntomas. Bajo determinadas condiciones como puede ser una bajada de defensas por otra enfermedad o por estrés, este parásito puede empezar a multiplicarse.

SÍNTOMAS:

  • Renales: Pérdida de apetito, beber y orinar más, pérdida de peso y apatía.

    Conejo con síntomas oculares por Encephalitozoon cuniculi

  • Oculares: Opacidad blanquecina.
  • Tejido nervioso: Síndrome vestibular (heah tilt, ataxia, nistagmo, movimientos circulares…).

CONTAGIO:

  • Vía oral al consumir alimentos o agua infectados con secreciones de animales con la enfermedad.
  • Vía transplacentaria.
  • Vectores: Mosquitos, garrapatas y pulgas.

El contagio hacia humanos u otras especies es difícil, pero no imposible, sobre todo en personas inmunodeprimidas, otros mamíferos o aves.

Para prevenirlo podemos mantener un plan de desparasitación adecuado para nuestro conejo y evitar dar hierbas y alimentos del campo.

PASTEURELLA MULTOCIDA ¿QUÉ ES?

Se trata de una bacteria que se encuentra la mayoría de las veces en el sistema respiratorio de los conejitos, causándoles rinitis en muchas ocasiones. Esta bacteria puede migrar y afectar a otros órganos, como el oído, causando otitis medias e internas, las cuales pueden producir abscesos, infecciones y síndrome vestibular.

Aparte de las otitis, esta bacteria puede causar también conjuntivitis, neumonía, pericarditis, abscesos subcutáneos o en órganos internos y septicemia.

Puede aparecer por malas condiciones de higiene donde los conejos estén hacinados (granjas, criadores, etc) y el contagio es por contacto directo con animales infectados o fómites. Puede ser zoonótico (se contagia a personas), por lo que habrá que prestar especial atención a la higiene y a personas inmunodeprimidas.