Sabemos que la castración en nuestras mascotas incluye muchas ventajas, tales como:

  • Evitar embarazos no deseados, embarazos psicológicos (pseudogestación) y celo.
  • Evita las piómetras (infección de útero).
  • Evita la aparición de tumores ováricos, uterinos, testiculares y vaginales.
  • Evita la aparición de tumores mamarios.
  • Disminuye la probabilidad de padecer tumores perianales.
  • Disminuye la aparición de hernias inguinales y perineales.
  • Disminuye la probabilidad de padecer hiperplasia prostática benigna, prostatitis y quistes prostáticos.
  • Disminuye la probabilidad de sufrir alopecias inducidas por hormonas.
  • Mejora del control de la diabetes y de la epilepsia.
  • Prolonga la esperanza de vida.
  • Mejora del comportamiento cuando los problemas derivan de las hormonas.

Pero esta cirugía también tiene inconvenientes, para los cuales hay que estar preparados e informados.

  • Las hormonas sexuales cumplen un papel importante sobre el sistema inmune y tienen cierto efecto protector durante el desarrollo, por lo que la castración (sobre todo la castración temprana) también puede favorecer la aparición de otro tipo de tumores (osteosarcoma, carcinoma prostático, hemangiosarcoma, linfoma y mastocitoma) y problemas autoinmunes (incluido reacciones excesivas de agentes externos como vacunas) o infecciosos.
  • Incontinencia urinaria: Un 13% de posibilidades si se realiza la castración antes de los 3 meses de edad y un 5% si se hace entre los 3 y los 12 meses. A partir de los 12 meses la castración no influye en este problema.
  • Infecciones urinarias persistentes.
  • Alteraciones ortopédicas si castramos muy temprano.
  • Hipotiroidismo.
  • Síndrome de disfunción cognitiva. No aumenta la probabilidad de aparición, pero la testosterona tiene cierto efecto protector y ralentiza el avance de la enfermedad. En animales que ya sufran este problema, la castración está contraindicada.
  • Obesidad. Los estrógenos y los andrógenos regulan la saciedad, por lo que tras la castración aumenta el apetito, sobre todo en las hembras. También supone una reducción del índice metabólico y de las necesidades energéticas, por lo que la alimentación y el ejercicio deben ser más controlados.

RECOMENDACIONES

La obesidad es el inconveniente más habitual y en el que entra en juego el propietario. ¿Qué hacemos para evitarlo?

  • Cambiar la alimentación.

Recomendamos hacerlo antes de que se produzca el aumento de peso. En perros no existe un cambio importante sobre el gasto energético, pero sí aumenta la ingesta del alimento; en cambio, en los gatos reduce su requerimiento energético diario en un 20-25%.

Por tanto, los piensos deben ser bajos en energía (kcal), grasas e hidratos de carbono, para que el animal utilice sus reservas de grasa. En perros se reducen las kcal un 50% y en gatos un 25%.

En gatos hay una excepción, y es que si un gato es esterilizado antes de los 6 meses, debemos seguir alimentándolo con pienso para gatitos hasta los 8-10 meses, hasta que alcancen la madurez esquelética.

Existen muchos piensos en el mercado, etiquetados como light o para animales esterilizados que cumplen con estas características, pero el pienso debe ser de gama alta, ya que los piensos de gama baja o de supermercado, aunque tengan esta etiqueta, suelen tener más energía y carbohidratos que incluso los piensos normales de gama alta.

En nuestro centro trabajamos con diferentes marcas de calidad, como son Gosbi, Natural Greatness y Virbac. Este último además tiene tienda online, donde podéis conseguir el pienso adecuado con un 10% de descuento, ¡y os lo llevan a casa!

Haz click para acceder a la tienda online
  • Controlando la cantidad de comida.

En todos los sacos de pienso hay tablas que indican los gramos diarios que debe comer una mascota según el peso que queremos que tenga. Es decir, si un gato pesa 9kg pero su peso ideal son 6kg, la dosificación diaria que hay que administrar es la indicada para 6kg. Es recomendable seguir estas instrucciones para conseguir el peso óptimo. Estos piensos vienen ya preparados y pensados para que con esa cantidad, el animal tenga todas sus necesidades nutricionales cubiertas y no pase hambre.

La reducción de la cantidad de comida habitual no es efectiva porque el animal puede sufrir deficiencias nutricionales, estará hambriento y pedirá comida todo el rato.

  • Controlar los extras: Chuches, comida humana, palitos para los dientes, etc.

Tenemos la cantidad, el tipo de alimento y el ejercicio controlado pero… Todos los días le damos su palito para los dientes. ¡Cuidado con estos extras! Muchas veces es el motivo principal del sobrepeso. Actualmente existen muchos premios y elementos saludables para poder premiar a tu mascota sin causarle problemas de obesidad. ¡Pregúntanos y te informaremos!

  • Ejercicio.

Sería suficiente con aumentar el tiempo de los paseos, la cantidad o la intensidad de los mismos, pero cualquier incremento debe ser siempre gradual.

Si tu mascota ya tiene sobrepeso o tienes dudas de si lo tiene… Haz click en el siguiente enlace y te ayudaremos! 👉 Control de peso