¿Alguna vez os habéis preguntado por qué es tan importante que los gatitos permanezcan con su madre hasta los 2 meses?

Aquí os vamos a explicar por periodos todos los cambios mentales y físicos que sufren desde que nacen hasta los 2 meses, y vais a ver por vosotros mismos la importancia de ese contacto maternal.

PERIODO NEONATAL (0-7 DÍAS)

  • En este periodo no sienten miedo, ya que el sistema nervioso está inmaduro porque no ha terminado de desarrollarse.
  • Tienen el hipocampo atrofiado y la amígdala aumentada de tamaño, por lo cual no saben ajustar respuestas a estrés. Por tanto, es importante que no sean sometidos a niveles altos de estrés en este periodo, ya que ello puede conllevar a miedos/fobias, agresividad, trastornos compulsivos y difícil aprendizaje.
  • Poseen reflejo de Rooting: Detectan zonas más calientes, lo que les ayuda a localizar las mamas.
  • La frecuencia del lamido tiene efectos positivos sobre ellos. Si la gata tiene más conducta maternal –> Tardan más en vocalizar y tienen más conducta exploratoria; Si la gata tiene menos conducta maternal –> Vocalizan más, son más activos y tienen una conducta más destructiva. Si la madre falta, nosotros podemos suplir esto con caricias y manipulación.

PERIODO DE TRANSICIÓN (7-15 DÍAS)

  • Abren los ojos entre los 8 y 14 días. Son de color azul, pero todavía no podremos apreciarlo porque tendrán las pupilas permanentemente dilatadas.
  • No tienen dientes.
  • Las orejas se han despegado de la cabeza pero son muy pequeñas.
  • Empieza la conducta de exploración y juego.

PERIODO DE SOCIALIZACIÓN (15 DÍAS – 8 SEMANAS)

  • PERIODO CRÍTICO Y SENSIBLE: Empiezan a sentir miedo y los problemas derivados de este sentimiento tienen mal pronóstico. Pasado este periodo es difícil corregirlo. Por ello, todo lo que sucede en el ambiente es muy importante.
  • Durante este periodo es recomendable introducir variedad de alimentos y texturas para evitar la neofobia alimentaria felina.
  • Con la madre y los hermanos aprenden:
    1. Control de mordedura.
    2. Gruñidos y lamidos.
    3. Sumisión
    4. Tolerancia a la frustración: Cuando la madre empieza a rechazarles aprenden a controlar sus emociones.
  • Si no está con su madre, deberíamos ser capaces de enseñarles todo lo anterior y, además, deben aprender:
    1. Reconocimiento de especies (perros, humanos, conejos, etc.)
    2. Pautas de conducta y aprendizaje.
    3. Habituación a estímulos y situaciones: Ruidos, petardos, transportín, coche, calle, etc. Debemos acostumbrarles de forma progresiva y positiva. Si no, en lugar de de una HABITUACIÓN, produciremos una SENSIBILIZACIÓN (miedo).

CONSEJOS VARIOS:

  • Si el gatito no puede estar con su madre debemos ser capaces de saber identificar la edad que tienen para saber en qué periodo se encuentran y poder aportarles y enseñarles todo lo que su madre haría.
  • Debemos alimentarles con leche maternizada de gato. NUNCA leche de vaca (ni desnatada), de soja, sin lactosa, etc.
  • Hasta los 2 meses no debemos usar arenas aglomerantes, ya que en su conducta exploratoria podrían ingerirla sin querer y, al hacerse bola, causar obstrucciones.