Sois muchos los que preguntáis, así que hoy os vamos a contar las ventajas e inconvenientes de la esterilización.

✅ EN LOS MACHOS
-Los gatos no castrados tienden a marcar la casa: Esquinas, sofás, camas, ropa, etc, dejando un olor muy fuerte y desagradable. Además, si tienen acceso al exterior, es fácil que se escapen para buscar hembras en celo, con el riesgo que ello conlleva (atropellos, pérdidas, peleas con otros machos y contagio de enfermedades o heridas e infecciones…).
-Los perros castrados son menos dominantes y territoriales, lo cual puede evitar muchas peleas en el parque con otros machos. También tendrán menos deseos de escaparse detrás de las hembras en celo, lo que a veces resulta muy molesto tanto para los dueños de ambos como para la propia perra (que puede estar en celo pero no estar en los días en los que acepta la monta y está agresiva, lo que también podría provocar una pelea).
-La situación de querer y no poder (porque huelen hembras en celo y no pueden hacer nada porque no les dejamos) les puede producir mucho estrés.
-Se vuelven más tranquilos y menos agresivos, pero su carácter no cambia. Es decir, si es un perro juguetón y alegre, no va a dejar de serlo por castrarlo. Es importante mencionar que si la agresividad del perro tiene origen en un problema no hormonal (por ejemplo, por miedo), la castración no soluciona el problema.
-Es una cirugía MUY sencilla que apenas conlleva riesgos.
-La recuperación es muy rápida y los cuidados postoperatorios no son nada aparatosos ni complicados para los propietarios.
-Evitamos camadas indeseadas (cuando se escapan no sabemos qué hacen).

En cuanto a temas de salud, castrar a un perro no reduce la incidencia de aparición de tumores de próstata, aunque sí los perineales y testiculares (tanto malignos como benignos). También evita las hernias perineales y la Hiperplasia Prostática Benigna, que consiste en el agrandamiento de la misma, pudiendo ocasionar problemas urinarios y estreñimiento.

🕑 ¿Cuándo debemos castrar a un macho?
Ellos alcanzan la madurez sexual entre los 6 meses y el año de edad, momento en el que se puede realizar la cirugía. Sea antes o después, lo dejamos a elección del dueño.
Tenemos que tener en cuenta que, cuanto más tiempo pasa, más asimila el animal ciertas actitudes. Por ejemplo, si tenemos un perro que lleva 5 años marcando en casa, dominante con otros perros, montando cojines, etc, es posible que ya lo tenga como un “comportamiento aprendido” y la castración no lo solucione. Así que cuanto antes lo hagamos, antes eliminamos esas conductas tan molestas.

Existe la alternativa de la castración química, la cual consiste en un implante subcutáneo (tipo microchip) que dura 6 meses. Una vez implantado la esterilidad se consigue a las 6 semanas. No tiene ninguna contraindicación, excepto que la zona del pinchazo se inflame. Es una opción para los que quieran tener al perro “castrado” temporalmente (por el motivo que sea) o para los que quieren probar si el carácter de su perro mejoraría con la castración definitiva.

 EN LAS HEMBRAS
-Evitamos en un porcentaje muy alto (casi un 100%) los tumores de útero, ovarios y mamas. El cáncer de mama es 3 veces más frecuente en la perra que en la mujer. También evitamos piómetras que, en algunos casos, pueden llegar a provocar la muerte.
-Las no castradas (tanto gatas como perras) buscarán machos para la monta, lo que también puede llevar a escapes y los peligros que ello conlleva.
-Las castradas ya no experimentarán esos cambios hormonales que las hacen estar tristes, lloronas, molestas, nerviosas, estresadas…
-Se les evitan los embarazos psicológicos y sus complicaciones.
-No mancharán la casa con el sangrado. Hay dueños que optan por ponerles pañales durante estos días, pero tampoco es muy recomendable porque la secreción se acumula y puede provocar infecciones.
-Evitamos embarazos no deseados, superpoblación de perros/gatos en calles y perreras y abandonos de camadas. Además, los partos pueden traer muchas complicaciones y, a veces, puede resultar traumático para ellas.
-En las gatas evitamos el maullido tan fuerte y tan molesto que tienen cuando están en celo y el marcaje con orina en ropa, camas, sofás, etc.
-El celo de las perras dura alrededor de 21 días, de los cuales sólo entre 5 y 10 aceptan la monta del macho. El resto de días están agresivas, pero los machos las huelen e intentan montarlas igualmente, lo que también puede producir peleas entre ellos.
-Es una cirugía sencilla que apenas conlleva riesgos.
-La recuperación es muy rápida. La mayoría de las perritas y gatitas están dando saltos a los 2 días de la cirugía, algunas incluso el día siguiente.
-Los cuidados postoperatorios no son nada complicados para los propietarios.

🕑 ¿Cuándo debemos castrar a una hembra?
Ellas alcanzan la madurez sexual entre los 6 meses y el año (antes en perras de raza pequeña que grande). La esterilización temprana (antes del primer celo) previene al 99% la aparición de tumores de mama. Entre el primer y segundo celo el porcentaje se reduce a un 87%. Una vez pasado el segundo celo la castración no evita los tumores de mama, pero sí los embarazos psicológicos, camadas no deseadas y piómetras.

 
¿Por qué cuanto más tiempo pase, más probabilidades hay de tumores mamarios?:
Las células tumorales no aparecen de la nada. El cuerpo fabrica millones de células nuevas todos los días, las cuales tienen su proceso de crecimiento y desarrollo. De manera sencilla os diremos que las células tumorales tienen 3 fases de desarrollo:
1. Iniciación: Es la primera mutación genética que sufre una célula sana, con la cual adquiere capacidades de célula cancerígena (replicación ilimitada, ventajas para sobrevivir, etc.).
2. Promoción: Esa célula inicial sigue reproduciéndose y genera más mutaciones. Estas mutaciones son las que nosotros vemos, las que ya se presentan de manera física en el animal, es decir, los bultos.
3. Progresión: Metástasis.
Las células de las mamas (por efecto de las hormonas, que afectan más en las primeras fases del desarrollo de tumores), sufren la primera mutación (paso 1: Iniciación) en el primer celo. Por eso si se hace antes se reducen las posibilidades casi a un 100%, porque ni siquiera damos pie a esa primera mutación.

 
❌ INCONVENIENTES
-El propio riesgo que conlleva la anestesia (como todas las anestesias). Pero para eso tenemos unos equipos y unos profesionales preparados para que no pase nada.
-Tienden a engordar. Algunas razas están más predispuestas que otras. Pero este
problema se puede solucionar con actividad, con algún pienso especial o simplemente controlando la cantidad de pienso diaria y las “comidas extras”.
-No es reversible. Tenéis que estar seguros de que no vais a querer cruzarl@s nunca.
-En algunos casos (un porcentaje bajo) se ha visto que la castración induce a otros problemas de salud como otros tipos de cáncer (osteosarcoma, hemangiosarcoma…) o hipotiroidismo. En las hembras la castración temprana puede producir incontinencia urinaria.

 

👎 CREENCIAS ERRÓNEAS SOBRE LA ESTERILIZACIÓN 👎
-Los perros y gatos necesitan, al menos, tener una camada en la vida. (El desarrollo sexual, físico y mental se completa igual tengan o no tengan camadas).
-Las hembras necesitan tener al menos una camada para que experimenten lo que es ser madre. (Los animales no piensan en ser madres o padres y formar una familia. Esto es un comportamiento exclusivamente humano).
-Mi perro se va a sentir “menos macho” si le castro. (Igual que el punto anterior, los animales no piensan estas cosas. No tienen complejos como los humanos).
-Esto de castrar se lo han inventado los veterinarios para sacar dinero. (No. Los
veterinarios miramos por lo mejor para los animales y todo lo que hacemos y recomendamos lo hacemos por salud. Además, os aseguramos que “sacamos” más dinero por problemas posteriores derivados de la no castración que por una castración normal).
-Es una crueldad mutilarles una parte de su cuerpo. (Una crueldad (y una mutilación) sería cortarles una parte de su cuerpo que no les afecta negativamente a su salud, como por ejemplo una pata, el rabo, las orejas o las uñas).

Anuncios